PODCASTING: Radio hecha a la medida

PODCASTING: Radio hecha a la medida

Por Jesús Véliz, docente de Comunicación Integral, para Usuario Digital

 

Podcast proviene de dos vocablos: iPod (célebre reproductor musical de Apple) yBroadcast (transmisión de contenido multimedia). De hecho, la idea del envío de audio y video por Internet viene de la década del 90, pero el uso de RSS para suscripción permitió una distribución mucho más ordenada de los contenidos. El año 2004 se acuña el término “Podcast” y se aplica tanto a audio como video.

¿Cuál es la lógica de funcionamiento de un Podcast? A través de un directorio de podcast – iTunes, por ejemplo – encontrarás varios divididos en categorías: deportes, tecnología, música, en español, moda, etc. Te suscribes a los que más te gustan y cada vez que se “cuelgue” un nuevo episodio, se descargará a tu dispositivo automáticamente. Una vez descargado, puedes reproducirlo en tu PC, celular, tablet o reproductor mp3.

¿DONDE Y CÓMO ESCUCHAR UN PODCAST?

Para escuchar un podcast ya no necesitamos el engorroso proceso de sincronizar una PC con un reproductor portátil. Gracias al enorme desarrollo de apps, existen opciones diversas para búsqueda, suscripción y reproducción de podcast en las diferentes plataformas móviles y web.

iTunes

El entorno más popular es iTunes. Desde la pestaña “iTunes Store” puedes revisar la parte de “Nuevo y Destacado” o la sección “Lo más Hot”, donde se resaltan las ediciones más recientes o más descargadas en el sistema. Además actualiza permanentemente los Rankings de Podcast y Episodios, para que puedas monitorear cuáles son los mejores programas y puedas ampliar tu colección. Recuerda siempre calificar el podcast que escuchas y comentarlo. El podcaster lo agradecerá.

la foto (4)

 En el caso de iOS, el app “Podcasts” se conecta al directorio desde tu iPod, iPhone o iPad. Además, incluye rankings y la posibilidad de visualizar metadatos – fotos, links, texto, entre otros -. Puedes escucharlos por una lista programada o independientemente; y te permite reproducirlos en “streaming”, evitando el largo proceso de descarga y el consumo rápido de tu capacidad en el dispositivo. Descárgala gratis en el App Store.

En la web, la mejor opción es Google Reader. Quizá no lo sabías, pero Reader también interpreta las direcciones RSS para mostrar contenido multimedia. Lo único que necesitas es copiar la dirección RSS del podcast y pegarla en Google Reader como si fuese un nuevo blog. Cada vez que aparezca un nuevo episodio, aparecerá en Reader.

Los directorios web para podcasts también abundan. Muchas de las páginas que alojan episodios cuentan con recomendados para suscripción. Lo que necesitas es una cuenta en cada servicio. Puedes probar con iVoox – comunidad de podcasts en español –,Oyesto y Podomatic.

Para Android, hay una aplicación que siempre uso: BeyondPod. Si bien es cierto es un app con costo, integra la importación de Reader, además de suscribirte a nuevos podcasts desde el teléfono o Tablet. Reproduce audio y video, además de leer metadatos y organiza los episodios a tu gusto. Si no sabes la dirección RSS, BeyondPod realiza una búsqueda con Google para buscar el feeder automáticamente. Hay otras apps gratuitas – como doubleTwist o Stitcher Radio – disponibles en el Google Play.

Casi todos los ecosistemas móviles tienen apps para podcasts. ¿Blackberry? BlackberryPodcast. ¿Windows Phone? Podcasts! Symbian? Podcatcher.

¿COMO HACER UN PODCAST?

Si ya te picó el bicho del podcasting y quieres hacer uno, hay varios pasos a seguir. Primero escucha unos cuantos ejemplos. Este tipo de formato tiene una enorme gama de tendencias, como grabaciones caseras y post producciones enormes. Encuentra tu punto medio.

Piensa en un tema.

La libertad del podcast es que puedes hablar de lo que quieras: resumir tus viajes, poner demos de tu banda, recomendar videojuegos, hacer radioteatros, comentar algún deporte. Las variables son infinitas. Busca algo que te apasione y que la información sea atractiva a alguien más.

Hardware

Puedes grabar tu voz de varias maneras: un grabador mp3 en tu celular, el audio de la webcam, añadir un micrófono de audio enchufado al input de tu tarjeta de audio (suele ser el agujero de borde rosado), o – como en mi caso – un micrófono USB. La ventaja de usar un USB mic es que son plug and play y tienen un mejor registro que una cámara web. Mi elección es el AT2020 USB de Audio Technica, un condensador USB con un costo menor a 100 dólares. Si usas un micrófono de audio, usa audífonos para monitorear lo que vas diciendo. La tarjeta de audio es importante también, pues con un mejor hardware capturarás un mejor sonido. Una SoundBlaster básica suele ser suficiente para un mejor registro.

Aquí les dejo un video del uso del Audio Technica AT2020 USB con el iPad, amalgama perfecta para grabación de entrevistas al paso con el TwistedWave para mi podcast La Tribu en Línea

Software

Un excelente software para retocar tu voz y añadir música o efectos es Audacity, disponible en Windows, Mac y Linux. Es muy intuitivo, te permite grabar y editar las voces en un track y añadir música de fondo y efectos en otro. La ventaja de usar un software multitrack es que puedes ir cambiando la música o los niveles de audio sin afectar al resto de tracks. Hay cientos de tutoriales en YouTube para aprender a usar Audacity. Para un mejor resultado, puedes usar Sony Sound Forge – para grabación y retoque de voces -,Sony Vegas – para edición multipista – o, en el mejor de los casos, ProTools.

Proceso.

Busca un ambiente con poco rebote acústico. Evita grabar en el baño o con paredes muy cerca. No necesitas darle tratamiento acústico a un cuarto, sino evitar que tu voz rebote en paredes y genere un eco que puede resultar molesto. En lo posible, el micrófono debería estar colocado en un pedestal o atril para evitar que el constante movimiento de las manos provoque ruido innecesario en la grabación.

Si puedes, escribe las ideas generales o redacta algunos párrafos para que no divagues o te pierdas en tus ideas. Trata en lo posible de no hablar rápido, claro y con una distancia referencial de cuatro dedos lejos del micrófono. Esto evita que la señal sature o se escuche muy débil si estás algo lejos. Apenas termines de grabar, escucha todo lo que hiciste y analiza si estás expresando tus ideas claramente. Es un proceso lento, pero te ayudará a entender cómo te escuchan tus futuros oyentes.

Cuando termines de grabar, guarda el archivo en alta calidad y edítalo. No le pongas muchos efectos o música muy alta, porque podría ser estridente y hacer que tu podcast suene “sucio”. La idea es ser claro. Usualmente, los podcast duran – en promedio – entre 25 a 35 minutos. Es un tiempo prudencial para programas en los que sólo hay voz. Si le añades canciones – por ejemplo, si haces un ranking semanal – una hora es un tiempo perfecto.

Alojamiento

podomatic

Ahora que ya tenemos nuestro podcast listo, debemos buscar dónde ponerlo. Hay diversos sistemas que permiten alojar audio en Internet y distribuirlo en Facebook o Twitter, tal y como lo harías con un blog. El que yo uso es Podomatic, un servicio que, en la opción gratuita, te permite alojar hasta 500 MB y te da 15 GB de ancho de banda. En cristiano: puedes alojar 8 programas de una hora en mp3 de 128 kbps, y además te dan un tráfico de 15 GB que se irán consumiendo mientras más gente escuche tu podcast. Ten en cuenta que si guardas tu archivo en WAV o en mp3 de 320 kbps, consumirás más rápido tu espacio.

Otro sistema que puedes usar es SoundCloud, que tiene un entorno mucho más amigable y social que Podomatic. La gente puede descargar el archivo mp3, comentar en el mismo track, marcar partes de audio como favoritas y compartirla en redes con un par de clicks. Lamentablemente la cuenta gratuita sólo te permite colocar 120 minutos de audio, lo que resulta poco si tu programa dura una hora. Si te falta espacio, ambos servicios tienen upgrades pagados a más espacio, manejo de estadística y más ancho de banda.

Difusión

Ya lo alojamos en Internet… y ahora: ¿cómo hago que la gente lo escuche? Puedes copiar y pegar el URL de tu episodio en Twitter y Facebook. Sin embargo, es un trabajo pesado difundir cada episodio a mano. Lo que debes promover es que la gente se SUSCRIBA a tu podcast y lo descargue automáticamente. Recuerda que todos los sistemas de podcast te dan una dirección RSS, para que puedas colocar el tuyo en diferentes plataformas de difusión y tus seguidores descarguen el episodio al instante. En mi caso, estoy suscrito en iTunes, iVoox yTuneIn.

Cuando inscribas tu podcast en estos sistemas, recuerda categorizarlo bien. No lo pongas en una categoría general, porque podría perderse entre varios programas sin clasificación. Mientras más específica la categoría, mejor te irá en los rankings.

Consejos finales

Graba con una periodicidad estable. El podcasting es como escribir un blog: mientras más frecuente es tu publicación, mayor interés despiertas. Uno cada dos semanas es un buen comienzo. Uno por semana es mejor. Uno por día quizás te quite mucho tiempo, a menos que te quieras dedicar exclusivamente a esto.

Desarrolla un estilo. Busca diferenciarte en la información o en la manera como presentas los contenidos. Te hará único.

Añade recursos atractivos. Una entrevista vía Skype o una transmisión en la calle pueden ser factores interesantes que le darán una plusvalía a tu trabajo.

Monitorea tu actividad. Una buena manera de hacerlo es añadir tu RSS a software de análisis como FeedBurner. Podomatic, en su versión PRO, te da estadística detallada de tu audiencia y sus costumbres de escucha.

No te desesperes. La constancia y el trabajo permanente dará sus frutos tarde o temprano.

Y recuerda escuchar La Tribu en Línea cada semana!! Puedes escucharlo desde acá o bajarlo en mp3