Nathalie Otárola “Soy mamá, y no me compadezcas”

Nathalie Otárola “Soy mamá, y no me compadezcas”
Por Roxana Mendoza

 

Nathalie, cuéntale a toda la comunidad de Comunicación Integral de ISIL a qué te dedicas.

Me estoy dedicando al 100% a mi blog de maternidad que se llama “Soy mamá y no me compadezcas” que ya tiene casi ya 39 mil 500 seguidores. Toco temas de maternidad, tips, crianza, recomendaciones y cuento mi experiencia. Es un espacio para que las mamás tengan lugar como de catarsis y sientan que uno está con ellas en este momento, que en realidad no es fácil ¿No? Ser mamá es básicamente a lo que me estoy dedicando ahora.

¿Cómo decidiste crear el blog y por qué “Soy mamá y no me compadezcas” Por qué decidiste ponerle ese nombre?

El blog lo decidí crear porque a mí siempre me encantó escribir, desde que estaba en Isil, hasta antes siempre me gustó escribir y bueno, no estaba haciendo nada cuando el primer año de mi hijo decidí quedarme con él en casa. Quise escribir y contar mis experiencias. Inicialmente esto no era un blog para ser compartido con el resto de personas; solamente era un diario y mi familia poco a poco lo fue compartiendo y esto empezó a crecer como una bola de nieve; se fue compartiendo a otras mamás, a otras mamás y sin querer queriendo llegó a esto.

“Soy mamá y no me compadezcas”… no sé, quise hacer un nombre creativo y cuando eres mamá siempre escuchas de todo. Una de las anécdotas fue que un día salí y me hacían sentir como: eres mamá no puedes tomar, eres mamá no puedes esto, como “pobrecita” y a cada rato las típicas preguntas de las chicas solteras <¿Y cómo haces?> Les contesto “como lo hace tu mamá” ¿Como lo hace cualquiera no? Entonces más o menos por ahí fue el nombre del blog, quise hacerlo divertido y de manera que se pudiera recordar.

Tienes colaboradores en el blog como nutricionistas, psicólogos, pediatras, ¿Cómo hiciste para que ellos se interesaran en este proyecto?

Lo que pasa es que yo quise que esta experiencia no solo quede como mi experiencia hacia las madres, porque si bien el hacerlo hace que todas se sientan identificadas, porque todas pasamos por lo mismo, no quise que quede solo ahí, sino también dar algo más completo, más información y fue por eso que fui buscando nutricionistas, doctores, cosas así para pedirles que colaboren de vez en cuando con un tema. No les puedo exigir que lo hagan semanal, pero sí que colaboren de vez en cuando con el tema del blog y me den algo que sea de información que las mamás quieran, sobre todo a los nutricionistas que las mamás siempre andan pendientes del peso del bebé. Dicen: está muy chico, que no ha subido, no sé qué hacer y pues quise darles esa opción  a ellas también para que la lean de mi blog.

Referente a los seguidores que tú tienes ahora, más de los 39 mil…tú no tuviste que crear una estrategia para obtenerlos, sino que se fue dando poco a poco sin querer…

Inicialmente esto empezó a crecer como una bola de nieve, increíble. De ahí ya llega a un punto donde se estanca un poco y es donde sí he creado una estrategia como sorteos o alianzas con otras marcas dirigidas a maternidad; es lo que también me ha ayudado a seguir creciendo. Y bueno ahora eso es a lo que me dedico al 100%.

Nathalie, ¿Por qué decidiste estudiar comunicaciones en Isil?

Soy pésima en números, eso es uno y dos porque siempre me gustó escribir; siempre me gustó todo lo que tenga que ver con comunicaciones, así que esto era lo mío. Siempre lo fue, desde que salí del cole. Estuve averiguando en varios lugares; yo en ese momento no podía para una universidad y me tocaba elegir un instituto. Isil era el que mejores recomendaciones tenía. No me equivoqué, fue la mejor opción y sigo creyendo hasta ahora que sí es el mejor; lo recomiendo cada vez que puedo.

¿Cuáles son las cosas que más recuerdas de tus años en Isil?

Los finales… cómo andábamos todos con los finales. No dormíamos, era horrible, uno colapsaba… Los amigos también, los profesores, pero básicamente los finales, fue lo que más me marcó. Siempre el estrés de las exposiciones que me ha ayudado ahora bastante con lo que hago, porque también hago mucho charlas o conversatorios mensuales dirigidos a mamás. Me he vuelto más desenvuelta, no me pongo nerviosa ni nada, me ha ayudado bastante.

¿Y algún profesor en especial que te haya marcado tanto académica como personalmente? 

Todos dejan su granito de arena; Manuel Cadenas, Manuel Eráusquin, nuestra directora Mayi Galarreta…todos dejan su granito de arena. Es imposible que estudies con alguien y no te deje algo. A mí por ejemplo con Manuel Eráusquin llevé el curso de Edición de Publicaciones e hicimos una revista de maternidad y mira eso me sirvió un montón, porque el blog es casi como una revista. Todo eso sí me sirvió, me guió un montón.

Algún consejo que pudieras darle a los alumnos de Comunicación Integral, quienes muchas veces tienen ideas en la cabeza, quieren hacer mucho y no saben cómo llevarlo a cabo. 

Que si por ejemplo quieren hacer algo que no le den tanta vuelta. Al empezar mi blog no quería que sea conocido pero luego cuando creció pensaba no quiero lucrarme de esto y de pronto las marcas solitas venían a mí. Cuando ya decidí hacer de esto un trabajo, yo misma me di cuenta que me empecé a poner mil peros; que si no sale bien y si no esto y la competencia y mil excusas. Tú misma te pones obstáculos, el que quiere hacerlo, lo hace y obstáculos van a haber siempre en todo lo que emprendas, entonces es saber llevarlos, es saber afrontarlos, tienes que hacer algo que te apasione. El día que tú te metas a hacer algo que no te apasione, no te metas a hacerlo porque los resultados no van a ser los mismos, si quieres que algo salga bien, tienes que ponerle todo.

El blog literalmente lo veo todo el día, desde que amanece hasta que me duermo, me quedo dormida con el celular prendido y cuando no estoy con mi hijo, estoy metida en el blog leyendo, aprendiendo, viéndomelas de aprender, tocando puertas, asesorándome, estudiando más porque a veces me meto a cursos de redacción, corrección de estilo, puliéndome más en todo porque si no lo haces tú de ahí viene otro y lo hace y ya estas frita.

Se te complicó ser mamá y estudiar al mismo tiempo?

El último ciclo de mis tres años lo acabé con panza, eso sí fue difícil. Llevar casi todo tu embarazo con estrés y todo eso sí fue difícil. De hecho en el embarazo tienes las hormonas a mil, tienes sueño todo el día, es pesado… El último ciclo llevé Producción de Audiovisuales y te hacen hacer un programa y tienes que estar corriendo, saliendo, entrando, cargando…bueno a mí no me dejaban pero sí cansa, tienes que moverte y estar ahí, fue difícil ¡Yo sentía que me quería quedar dormida todo el tiempo en clases!