Mariana Baltuano: Yo siempre supe lo que quería hacer y era trabajar en televisión.

Mariana Baltuano: Yo siempre supe lo que quería hacer y era trabajar en televisión.
Por Fátima Yataco (@fatima_yataco).

 

¿Cómo así llegas a trabajar en América Televisión?

Yo estaba en último ciclo de Comunicación Integral llevando el curso de Producción de Audiovisuales con el profesor Armando Tafur. Me afané muchísimo con el curso, sacaba buenas notas y era la delegada del salón, entonces el profesor me llamó para el proyecto de un nuevo canal de América que se llama Fusión, un canal gastronómico con diversos contenidos. Fui al canal, conocí al productor general y comencé como practicante de inmediato. ¡Estaba feliz! No le había contado a nadie de esto, estaba emocionada porque era mi primer trabajo y en lo que yo más quería así que llamé a mi papá y cuando le conté casi se muere.

Después de 3 meses pasé a ser asistente de producción. Luego terminé ISIL y ahora estoy dedicada al 100% al canal. Hicimos programas como Sabor Perú, Dulce Compañía, Perú Orgánico, Mar y Fuego con chefs muy conocidos, aprendí muchísimo de Armando y de Mauricio (Torres Bohl, director) y estuve en ese proyecto durante 1 año.

Cuéntame qué significa para ti Pequeños Gigantes.

Nuevamente, Armando Tafur me llama para trabajar en ese proyecto con él. Yo ya conocía el programa, siempre veíamos en YouTube la primera temporada de México y yo le decía ¿Te imaginas que compren el programa? ¡Y él ya lo sabía! Entonces terminó mi contrato en Fusión y empecé con Pequeños Gigantes. Yo estuve en el área de Academia junto con Virna Rubio (productora de área) teníamos que ver a todos los niños, los horarios de clases, ensayos de baile, de carisma, de canto. Siempre todos nos metíamos en todo, entonces fue una de las mejores experiencias que tuve, una gran oportunidad que me dieron para continuar en el canal. Saber que tu programa es uno de los más vistos es una gran satisfacción.

Cuando terminó la primera temporada yo no sabía qué hacer, porque así es la televisión, el programa puede ser exitoso y tener 10 años, como hay programas de concursos que son por temporadas entonces no sabíamos qué iba a pasar después. Fue entonces cuando Jorge Grippa, productor general del canal, me llamó para trabajar con Jaime Choca Mandrós y Jaffra Mavila haciendo Urbania TV con Úrsula Boza como conductora. Logramos ser el programa más visto de la mañana durante esos 8 meses que estuve porque estaba esperando la segunda temporada de Pequeños Gigantes.

¿Cuál sería el programa ideal para trabajar?

Me encantan los programas concurso porque la adrenalina es increíble. Trabajas contra el tiempo y tienes que llegar con todo para ese día. Por ejemplo con PG grabábamos los martes, pero el lunes teníamos que tener ya lo de la próxima semana y el miércoles ya estaban elegidas las canciones así estuviéramos muertos de cansancio. Era un loco y a veces teníamos que cambiar a última hora o terminar de editar, entonces la adrenalina era chévere porque los programas concursos son lo que a la gente le gusta. Un programa informativo no es tanto lo mío, pero si me toca trabajar en eso siempre haré la mejor chamba.

¿Cuáles son tus referentes, mientras crecías qué programas te marcaron?

Yo crecí viendo Karina y Timoteo, novelas, series… no sabría decirte un programa fijo, pero en ese tiempo la moda era Habacilar entonces yo pensaba cómo era estar detrás de la cámara. Cuando era niña veía Timoteo y siempre pensaba quién era ¡Luego entré al canal y lo conocí! Ahí te das cuenta que detrás de la pantalla hay un equipo que todo el día trabaja para hacer que el televidente se entretenga, que vea un programa que le guste y disfrute. Algo que me gustaba mucho era cuando mi papá viajaba y conocía lugares donde se grababan programas y me traía información, fotos, brochures donde explicaban cómo se hacían las cosas.

Tú que estás del otro lado del televisor ¿Cómo tomas las críticas que la gente hace sobre los realities?

La opinión de las personas siempre son bienvenidas; obviamente uno va a defender lo que hace o lo que es de tu camiseta. Imagínate que hasta a veces mi familia me ha cuestionado cosas sobre los programas donde yo he trabajado y bueno, tienes que explicar por qué se hace. Muchos no van a entender porque no están ahí, pero se respeta la opinión y se toma en cuenta también porque son críticas constructivas. Nosotros que trabajamos en televisión sabemos qué cosa funciona y qué cosa no, no puedes agradarle a todo el público, no todos van a ver el programa que tú haces, siempre van a comparar, pero por eso es que un canal presenta variedad; además, por algo la gente ve los programas y es porque les gusta. Y si no les gusta, igual lo ven para rajar.

A parte de tu padre televisivo Armando Tafur, ¿Qué otros profesores crees que han influenciado en ti?

Guelin Chu me enseñó a ser una persona responsable, a hacer las cosas en orden y bien. Mayi también, ella es una profesora muy exigente pero ¿Por qué lo es? Porque quiere que hagas lo mejor, entonces me ayudó a perder el miedo a hablar en público, a soltarme. Isil tiene muy buenos profesores, las clases son buenas, atractivas y variadas; siempre vas a aprender mucho de ellos. Por algo están ahí, por algo son profesores, ellos comparten con nosotros sus conocimientos y siempre es bueno aprovechar todo lo que te enseñan. Eso fue lo que me pasó; te das cuenta que cuando tú te esfuerzas, sientes que te gusta lo que haces, y que esto es lo que quieres entonces llegas a los profesores y así terminé trabajando en el canal más visto del país. Cuando tú resaltas entre los demás siempre habrá un profesor que pensará en ti cuando arme a su equipo de trabajo.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de ISIL?

Yo creo que mi último año fue el que más me marcó y era porque estaba haciendo lo que a mí me interesaba. Hicimos el videoclip, entrevistas, el programa de televisión. Fue mi año. Gracias a todo eso que aprendí estoy donde estoy y siempre estaré agradecida con Isil por eso.