Luisa de la Borda: el mejor consejo que me dieron mis profesores fue que atienda la clase

Luisa de la Borda: el mejor consejo que me dieron mis profesores fue que atienda la clase

Por Roxana Mendoza

 

¿Quisiera que me cuentes un poco a qué te dedicas actualmente?

Ahora soy generadora de contenidos en una empresa que se llama Movix, en la que el rubro sí es conocido, pero las empresas como ésta no lo son mucho. Se llaman integradores y son las que trabajan con empresas como Claro, Movistar, Entel; y es básicamente vender servicios por celulares como “Quieres recibir las mejores fotos de Tilsa Lozano, pon aceptar”, ése es el trabajo de los integradores, crear eso… contactarme con Tilsa, hacer producción de fotos, de audio.

¿Cómo fue que obtuviste tu primer trabajo en relación a la carrera? ¿Fue complicado conseguirlo?

Trabajé en una editora, en la que primero tenían una revista que luego la pasaron a la web y empezaron a poner noticias de otros medios para luego ya crear los suyos. Llegué ahí por un amigo del instituto que se iba de esta editora y necesitaba que alguien de confianza ocupe su puesto y yo justo estaba buscando trabajo en ese momento, así que sí mi primer trabajo lo conseguí fácil, fue más recomendación.

 

¿Qué características de tu personalidad consideras que te hayan servido en tu perfil de comunicadora?

Yo creo que porque soy muy habladora y la gente no me cree pero soy muy tímida y trato de romper el hielo con la persona con la que voy a hablar primero, eso puede ser muy poderoso en las comunicaciones, romper el hielo y conseguir que la otra persona se identifique contigo, generar algo y que haya confianza por lo menos en ese momento.

 

¿Por qué Comunicaciones en Isil?

Yo creo que siempre me llamaron las letras y en los números no es que sea mala, pero no me gustan. Yo creo que elegí bien la carrera y me metí a Isil porque me parecía bien estudiar una carrera corta, en la que vas de frente a lo que estás buscando y también me gustó que tuviera convenios, me gustó Isil así que me quedé.

Y ahora eres profesora…

¡Sí! Enseño Redacción Básica y es increíble. Me gusta expresarme y de todo lo que he aprendido me gusta compartirlo y enseñar está buenísimo. Ahora que estoy en el “otro lado”, como consejo a los chicos que están estudiando es que presten atención a todas las clases; que los conocimientos de los profesores que están parados delante de ellos, no van a volver. Así que lo aprovechen porque esa clase no vuelve más, que aprendan de todo lo que puedan hasta de los mismos compañeros.

 

¿Algún profesor que te haya dado un buen consejo?

Mi profesor de Redacción Básica Martín, que no era mucho de hablar en verdad, pero era una persona que le gustaba enseñar y te dabas cuenta porque le gustaba compartir todos los conocimientos que tenía y trataba de que si eras bueno, pues que seas mejor. Después recuerdo que los profesores me callaban mucho y me decían que trate de hablar menos… creo que ése ha sido el mejor consejo que me han dado; “atiende más en clase”, “habla un poco menos”.

 

Cuéntame la experiencia de estudiar fuera de tu país…en tu caso que fue en la Universidad de Palermo, en Argentina.

Bueno, en menos de un mes armé todo, ya había terminado Isil pero yo quería seguir estudiando. Isil me dio un montón de herramientas pero sentía que aún me faltaban más así que me fui e hice una Licenciatura de Negocios en Diseño y Comunicación en la Universidad de Palermo, Argentina. No fue complicado el hecho de adaptarme, la experiencia fue inolvidable, increíble y creo que todos en algún momento deberíamos tener una experiencia así, te enriquece un montón y hace que te enfoques en otras cosas.

¿Cuáles consideras que hayan sido tus mayores logros y qué meta te has puesto ahora para tu futuro?

Cree que he tenido bastantes, pienso que los logros son los momentos en los que eres feliz con lo que haces y yo lo soy con lo que hago y siempre ha sido así. Creo que ése es el logro de cada persona y lo tenemos en la cabeza y en el corazón. De eso me rijo, trato de que lo que vivo me sume. Sobre las metas… tener algo propio, algo mío; como un proyecto que todavía no está bien definido de qué sería pero tener algo propio en el que también cuente con un buen equipo, porque uno siempre necesita el apoyo de otra persona, que si a ti te faltó tiempo en hacer algo, el otro te ayude.