Los Alanos y la Conquista

Los Alanos y la Conquista
Por Gabriel García Rodriguez

Siempre hemos leído acerca del terror que causaban en los indígenas el uso de caballos, arcabuces, armaduras etc al momento en que entraron en contacto con los españoles, durante la conquista del “nuevo mundo”. Lo que pocos conocen es que los perros fueron también un elemento decisivo al momento de someter a las poblaciones autóctonas de América.

Los Alanos fueron unos perros originarios del oriente ruso, durante el siglo XIV  las sucesivas guerras y enfrentamientos armados que azotaron a toda Europa, causaron que estos canes fueran introducidos en casi todos los países europeos en aquel entonces. De esta forma también llegaron a España.

Se caracterizaron por su agresivo comportamiento y por poderse cruzar prácticamente con cualquier raza de perros por esta razón es que reciben el nombre de “perro de todas las sangres”. Al ser notado su instinto naturalmente violento, los españoles deciden usarlo para combatir a hombres y animales. Por esta razón deciden empezar a cortarle las orejas al ras para que no sean fácilmente heridos en el campo de batalla y puedan seguir atacando e hiriendo a sus adversarios.

Una vez que empieza el proceso de conquista del continente americano, los Alanos son llevados en barcos al “nuevo mundo” para ser utilizados en combates y luchas contra los indios. Los conquistadores nunca imaginaron el terror que causarían estos animales entre los pobladores que al estar acostumbrados a perros menudos y de pequeñas tallas no dudaron en llamar “Perros de Satán” o “Invención diabólica” a los perros traídos por los españoles para atacarlos.

“Perros enormes, con orejas cortadas y los ojos amarillentos e inyectados de sangre, con grandes bocas , lenguas colgantes y dientes en punta como cuchillos”  son algunas de las descripciones que los habitantes decían al hablar sobre los canes.

No fueron pocos los casos registrados en que la apariencia tan espantosa y el comportamiento agresivo de estos animales causaron la muerte instantánea de los indios por ataques al corazón o fuertes impresiones durante los primeros años de la conquista.

Esta situación era bastante normal tanto en el centro y sur de américa así como en las islas del mar Caribe y todos aquellos territorios invadidos y conquistados por los españoles, acompañados de los tan temidos alanos.

En aquellos años la población autóctona festejaba el asesinato y muerte de los alanos con la misma alegría y regocijo con el que celebraban la muerte de los conquistadores caídos en combate.

Texto publicado en TuCampus.pe