Las redes sociales no sólo sirven para jugar

Las redes sociales no sólo sirven para jugar
Por Roxana Mendoza

 

A lo largo de los años, la Web 2.0, se ha ido desarrollando en gran medida y de manera positiva, brindándonos una serie de herramientas mediante las cuales podemos llegar a no solo comunicarnos, sino también, nos permite compartir contenidos. En el caso de las redes sociales, lo que éstas han generado no ha sido únicamente brindar al usuario la facilidad para encontrar viejos amigos, compartir información o publicar fotografías y datos personales, éstas, a su vez, han sido utilizadas en gran medida para la elaboración de trabajos, proyectos e investigaciones.

Por este motivo, las redes sociales, se han visto como una oportunidad para los estudiantes y docentes, a quienes les permiten formarse de una manera más rápida, simple y dinámica y al mismo tiempo poder obtener un mayor alcance con el profesor, de manera más directa, sin necesidad de esperar a verlo a la siguiente clase para hacerle alguna consulta y tan solo mediante un correo podemos disipar las dudas que podamos tener. A su vez, se pueden crear sitios webs o espacios en los cuales los profesores también pueden medir y evaluar las habilidades de cada alumno y no solo en la misma clase, siendo de gran utilidad ya que se pueden brindar mayores contenidos dinámicos, los cuales serían una ventaja para el alumno.

Profundizando un poco más, se sabe que el 82% de las personas entre los 18 y 29 años, utilizan las redes sociales, sabiendo que entre esas edades es común que una persona se encuentre estudiando ya sea una carrera profesional, técnica o algún curso corto, pueden generar más búsquedas de estudio y debido a esto se podría decir que la gran mayoría estaría usando como herramienta de estudio a las redes sociales. Por otro lado, el proceso de aprendizaje mediante el uso de las redes sociales, permite que el alumno adquiera capacidades para desarrollarse individualmente, adaptándose a los continuos cambios tecnológicos y aplicando en gran medida la capacidad para buscar y encontrar los contenidos adecuados para cada proyecto que puedan realizar. Así mismo, permite a los estudiantes trabajar en grupos de manera más fácil, te mantiene constantemente informado acerca de las noticias no solo nacionales sino también internacionales, estarás actualizado con mayor frecuencia sobre el cambio de la tecnología, te permite conocer estudiantes de otros lugares con mayor facilidad y por último, las redes sociales te aportan el gran beneficio de poder crear proyectos interesantes. Por ejemplo, poder crear aplicaciones que se vean conectadas con páginas webs, la creación de filtros, ver contenidos de alguna persona reconocida, etc.

“Las tecnologías no cambian la manera de enseñar, pero pueden ayudar a introducir nuevas metodologías y entornos”, menciona Francesc Balagué, cofundador de Wonference.com, plataforma online que te ayuda a organizar congresos y jornadas.

Para concluir, podemos decir que a pesar de las desventajas que puedan traer las redes sociales, sobre todo para los más jóvenes al momento de estar muy expuestos a tantos riesgos por la web, de la misma manera sabemos que nos han brindado en gran medida una manera mucho más práctica, diferente y dinámica para el estudio de grandes y chicos.