Festival de la Cerveza Artesanal 2014

Festival de la Cerveza Artesanal 2014
Por Suemi Kohatsu y Gonzalo Andrich

 

La cerveza es la bebida más consumida entre los peruanos por excelencia. Muchas anécdotas son contadas siempre con una “chela” presente, pues se ha convertido en la acompañante perfecta de la comida peruana y no sólo por su sabor, sino también por su versatilidad para quedar bien con cualquier cosa y en cualquier momento. Es por ello que los amantes de la buena cerveza se reunieron para dar inicio al primer Festival de la Cerveza Artesanal, el cual se llevó a cabo los días 5, 6  y 7 de diciembre en el Centro de Creación Contemporánea Túpac de Barranco, una organización sin fines de lucro dirigida por artistas que se encarga de realizar eventos como este para difundir los aspectos culturales de la región.

La Asociación de Cervecerías Artesanales del Perú (CAP) fue la organizadora de este evento que, al ver todas las ferias gastronómicas que existen en Lima, decidió también difundir sus conocimientos en el arte de hacer cerveza para que las personas no solo probaran más de las 60 de cervezas de las diferentes marcas que existen, sino también cómo se hacen en tiempo real. Se hicieron presentes marcas de Lima: Barbarian, Barranco Beer Company, Cumbres, Lunahuaná, Hops, Maddok, Magdalena, Nuevo Mundo, Saqra y Teach. Desde Arequipa: El Viejo Keller y Melkim; de Cusco: Sacred Valley y Zenith; de Huaraz: Sierra Andina y de Tacna: 7 Vidas.

Un fin de semana soleado y ganas de tomar una cerveza bien helada eran las únicas condiciones para ir al festival y pasar un buen rato entre amigos. Así lo hicimos nosotros y con el mejor de los ánimos estuvimos el sábado por la tarde conversando un poco con los representantes de las distintas marcas, quienes nos contaron acerca de los procesos de preparación de cada tipo de bebida y sus respectivas historias de creación. Paulo Cesar Muñoz Valdivia, en el puesto de “El viejo Keller”, nos contó sobre las texturas y colores que tiene que tener una cerveza y cómo la espuma -en particular de su bebida- es la mejor de la feria. “El color rojo combinado con una espuma que no invita a botarla, como se hace normalmente con cualquier cerveza comercial, es lo que representa a nuestra cerveza, hecha en Arequipa y traída especialmente a esta feria”, indicó Paulo. Su producto además es uno de las más suaves al pasar por la garganta con un sabor amargo.

Otra de las cervezas artesanales que sobresalió fue la de la marca Melkim también hecha en Arequipa. Este puesto se diferenciaba de los demás por tener una gran variedad de sabores de cerveza, entre roja, de trigo y la de malta. El sabor sí se hacía diferenciar por su amargura y  cebada tan fuerte. Además en su puesto podíamos encontrar a la venta polos y gorras de la marca.

zenith

Por otro lado, Zenith desde la ciudad del Cusco, fue según los aficionados, una de las más recomendables por su calidad de preparación. Esta marca cuenta con cuatro sabores principales, de los cuales nos llamó más la atención la cerveza conocida como “Navidad Ale”, que con su 8% de alcohol, siendo una de las más fuertes, tiene una propuesta diferente porque fusiona ingredientes como: canela, clavo de olor, naranja, panela y cacao, los cuales se reflejan en su sabor afrutado que termina siendo seco y sedoso al paladar.

El precio de las cervezas por vaso era  de 7 soles y vendían botellas para llevar a 10 soles. Y como los organizadores pensaron en todo, invitaron a diferentes empresas de comida al festival, de esta manera, los asistentes podían acompañar la cerveza con hamburguesas vegetarianas hechas a base de soya, además de escuchar música electro house en un ambiente de cálido y divertido. Esta feria solo estuvo por tres días, pero seguramente volverá el próximo año con más marcas para el disfrute no solo de peruanos sino de visitantes extranjeros que desde el primer día del evento hicieron notar su presencia.