Entrevista a Carlos Sotomayor: “Soy un músico frustrado”

Entrevista a Carlos Sotomayor: “Soy un músico frustrado”

Carlos Sotomayor llegó a ISIL sin imaginar que algún día sería profesor. Su pasión por la cultura en sus distintas manifestaciones lo ha llevado a escribir para diversos medios en las secciones culturales. Un hombre un tanto introvertido, pero que vive y disfruta de las cosas que lo apasionan: la literatura, la música y el fútbol.

¿Cuánto tiempo lleva enseñando en ISIL?
Soy muy malo para lo números. Debo tener aproximadamente 4 años enseñando en esta institución. ISIL fue el primer lugar donde me desempeñé como profesor. Empecé dictando Redacción Básica y actualmente dicto los cursos de Redacción Periodística y Análisis del Discurso Periodístico.

¿Cómo decide dedicarse a la docencia?
Ser docente nunca estuvo dentro de mis expectativas, no se me había pasado antes por la cabeza. Un día ISIL me propuso ser parte de ellos y me convencieron. En un inicio acepté enseñar solo a un salón para ver cómo era. La experiencia fue realmente gratificante, me sorprendió, encontré una gran satisfacción en aquel importante acto de compartir conocimientos. Y descubrí esa faceta hasta ese momento desconocida.

¿Qué carrera estudió?
Estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad San Martín de Porres, luego hice una maestría en Literatura Peruana e Hispanoamericana en la Universidad Federico Villarreal. Decidí dedicarme a hacer periodismo cultural; incluso cuando aún era estudiante ya escribía en la sección cultural del Diario El Peruano, colaborando con artículos sobre literatura. Posteriormente he trabajado en otros diarios como Liberación, Expreso, Correo, entre otros.

¿Por qué decidió ser periodista?
Siempre supe desde el colegio que quería dedicarme a escribir. Pensé en estudiar literatura, pero resultaba algo utópico, por lo mismo que uno no puede vivir solamente de ello; entonces debía buscar algo afín y el periodismo era una excelente alternativa. Además, mi padre también es periodista y desde muy niño crecí en medio de redacciones, estaba inmerso en ese mundo.

comunicacionisil-carlossotomayor2

¿A qué se dedica aparte de enseñar en ISIL?
Actualmente colaboro con el portal web La Mula, con mi blog personal Letra Capital, que es parte de la plataforma; incluye críticas, entrevistas y noticias relacionadas al mundo editorial. También colaboro escribiendo artículos, entrevistas y reseñas en algunas revistas como Voces o Buensalvaje. Además, de otros proyectos editoriales.

 ¿Ha tenido la oportunidad de escribir algún libro?
Claro, publiqué uno en el año 2000, un libro de cuentos llamado “Los pedazos rotos del espejo interior”. Sin embargo, no he vuelto a publicar otro, mi sentido autocrítico me ha llevado a ser más exhaustivo con lo que escribo, y mientras no esté conforme con algo no lo volveré a hacer. Estoy escribiendo una novela, pero no me apresuro, ya saldrá en algún momento.

Vida y pasión

¿Qué actividades o pasatiempos le apasionan?
Aparte de la literatura, me gustan mucho las artes plásticas, el teatro, la música y el fútbol.

¿Qué tipo de música le gusta?
La música clásica y el rock, sobre todo el argentino, por artistas como Charly García y Luis Alberto Spinetta, por ejemplo. Y, claro, no puedo dejar de mencionar a The Beatles y a los Rolling Stones.

¿Ha integrado alguna banda musical?
No, soy un músico frustrado. Sé ejecutar más o menos la guitarra, solía aprenderme algunos acordes para tocar rock. Luego aprendí a tocar piano. Cuando tenía 17 años contraté a un profesor particular con el único propósito de tocar las canciones de Charly García.

Le gusta el fútbol… ¿hincha de qué equipo?
Soy hincha acérrimo de Alianza Lima. Mi abuelo fue quien me llevó por primera al estadio a ver un clásico. De niño pensaba en ser futbolista, jugaba bien, de volante; el único inconveniente era que no tenía el físico adecuado para ir al ‘choque’. En una época estuve a punto de probarme en las divisiones inferiores del club blanquiazul, pero no me llegué a animar del todo.

¿Cómo se describe como persona?
Como “un escéptico con esperanza”. Soy algo introvertido, de cierta forma eso explica un poco mi afición por la lectura y la escritura, que son actividades muy solitarias. Pero eso quiere decir que no sea sociable, me gusta estar rodeado de gente, sobre todo si es gente sensible e inteligente; aunque en ciertos momentos también me aburre. Disfruto de mi soledad escribiendo o leyendo un libro.