El sexting y lo que éste puede generar

El sexting y lo que éste puede generar
Por Roxana Mendoza

 

“Él quiere que ella admire los músculos que ha desarrollado en el gimnasio, ella busca cautivarlo con su figura, que ya no es la de una niña y comienza a parecerse a la de una mujer. Han empezado a intercambiar fotografías y videos de ellos desnudos, y en posiciones muy sugestivas; así como mensajes con un alto contenido sexual a través del celular. A este acto se lo denomina sexting y cada vez es más frecuente entre los adolescentes peruanos”
Stuart Oblitas, sexólogo de la Clínica del Hombre, del Instituto Peruano de Paternidad Responsable (Inppares)

 

El sexting, se manifiesta en jóvenes y adolescentes de la clase social A y B, ya que son los que cuentan teléfonos con la  opción de poder enviar fotografías y videos, mientras que los del sector C y D, envían mensajes subidos de tono. Así mismo, Rolando Pomalima, director ejecutivo del Departamento de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado Hideyo Noguchi, menciona que la poca experiencia en la vida y la falta de información impiden a los menores darse cuenta de los riesgos que corren al mandar imágenes y videos de este tipo a través de sus celulares.

Por otro lado, se han visto casos en personas conocidas; como el de Leslie Shaw, a quien se le vio involucrada con unas fotos y un supuesto video porno, los cuales circulaban por las redes sociales y del que luego se pudo confirmar de que el video no era suyo, pero las fotos sí, afirmando que era fotos antiguas de un celular que le robaron.

Otro caso reciente y muy comentado, ha sido el de la modelo Milett Figueroa, la cual fue víctima de la difusión de un video en el que se le ve teniendo relaciones sexuales con su, en ese entonces, enamorado. Su hermano, Helmet Figueroa mencionó que la modelo denunciará penalmente a los involucrados con la difusión de este video, empezando por su ex, Alexander Geek, quien también salía en el video.

El problema en sí del sexting y sextapes, no es el mandarse este tipo de fotos y videos entre parejas, sino cuando los mismos son manipulados por personas extrañas y llegan a usarse para ridiculizar en las redes sociales hasta la extorsión. Para muchos, son herramientas para agregarle sazón a la dinámica sexual pero, también, armas que atentan contra la privacidad.

“Es bastante riesgoso compartir este tipo de contenidos porque hay una premisa que se utiliza, que es que en Internet, absolutamente todo perdura, entonces si tú crees que algo podría ser usado en contra tuyo, entonces mejor no lo mandes; por correo, ni mensaje ni por Facebook. Mejor hazlo y dilo en vivo y en directo”, mencionó en una entrevista, Augusto Ayesta, especialista en redes sociales.

Es importante que las personas que envían fotos y/o videos con sus parejas, sepan los riesgos que corren si estos caen en manos de alguna persona extraña y que están en todo su derecho de denunciar a quien las publique, ya que atentan contra la privacidad de cada uno.